Extinción del condicionamiento pavloviano

Tanto el condicionamiento excitatorio como el inhibitorio implican la adquisición y mantenimiento de asociaciones y respuestas nuevas. La extinción es un procedimiento en el que ya no se presenta el EI tras el EC, y tras repetidas ocasiones de presentar solo el EC tiene como resultado la disminución o incluso la desaparición de la RC. Se denomina extinción tanto el procedimiento como el resultado obtenido.

La extinción puede parecer similar a la habituación porque ambas provocan una disminución de la respuesta, la principal diferencia es que la extinción es un descenso de una respuesta previamente aprendida mientras que en la habituación no se ha aprendido la respuesta anteriormente. La extinción tampoco es olvido, porque éste se produce por ausencia de experiencia con el EC, pero la extinción es presentaciones repetidas del EC en solitario.

Fenómenos de la extinción

Hay una serie de fenómenos que demuestra que durante la extinción no se elimina la asociación entre EC-EI, si no que se establece otra asociación entre EC y la ausencia de EI

Desinhibición

Consiste en la presentación de un nuevo estímulo junto con el EC durante la fase de extinción, lo que provoca que se ejecute la RC inmediatamente. Si al perro, en la fase de extinción se le presenta la luz (que tiene ya condicionada a la comida) y un sonido, el perro vuelve a salivar. Esto demuestra que la RC se recupera en presencia de un estímulo novedoso sin necesidad del nuevo entrenamiento.

Recuperación espontánea

Este fenómeno se da si dejamos pasar un tiempo son contacto con el EC y el EI tras la fase de extinción y presentamos de nuevo el EC; la RC se recupera espontáneamente aunque sea a menor nivel. Es decir se puede recuperar una RC que ha sido extinguida, con el sólo paso del tiempo.

Renovación de la RC

Surgió del estudio del papel del contexto en la extinción. En el estudio, durante la Fase 1 las ratas asociaron un tono con una descarga en un contexto determinado (contexto A). Los contextos eran cajas de Skinner con diferentes características físicas. En la Fase 2 un grupo recibió ensayos de extinción del EC en el mismo contexto, mientras que otro grupo lo recibió en otro contexto diferente (contexto B). Los resultados mostraron que la supresión condicionada fue similar en ambos contextos. Tras esa fase de extinción, los grupos recibieron una serie de ensayos de prueba en el contexto A, el original del condicionamiento. El grupo que había recibido la extinción en el contexto B mostró una gran supresión condicionada en la prueba, cosa que no ocurrió con el grupo de control ni el de extinción en contexto A. Por tanto se produjo una renovación del miedo condicionado cuando los animales volvieron al contexto original donde se produjo el condicionamiento.

El efecto de renovación de la RC también se obtiene si el cambio de contexto en la prueba es diferente al de extinción, sin que sea necesariamente volver al contexto original de condicionamiento. Estos datos demuestran que la extinción puede ser relativamente específica del contexto en el que se aprende, mientras que la excitación condicionada es más generalizable a otros contextos.

Parece que el contexto actúa como una clave que ayuda a eliminar la ambigüedad del significado de un EC.

El EC se pone bajo control contextual para determinar su significado, lo que permite al sujeto adecuar su respuesta a lo que va a venir. Por tanto si queremos restaurar la ejecución propia de la extinción tendremos que introducir claves contextuales que reactiven la memoria de la extinción.

Restablecimiento de la excitación condicionada

Ocurre si el EI se presenta en solitario tras la extinción. Esto hace que vuelva a darse la RC ante el EC en una prueba posterior, lo que vuelve a demostrar que la extinción no supone la eliminación de la asociación EC-EI adquirida en el condicionamiento. Está relacionado con el efecto del contexto, que ayuda a eliminar la ambigüedad del EC.

Contenido relacionado