6.6. Atención, destreza y automaticidad

Con la práctica reiterada el desempeño en una tarea puede llegar a automatizarse, de tal manera que no sea necesario aplicar un control atencional.

Consecuencias de que nuestras acciones se automaticen y no se supediten al control de atención:

  • Cuando una conducta se automatiza la demanda de recursos atenciones disminuye.

  • Una conducta automatizada es independiente del control atencional voluntario.

Los sorprendentes efectos de la automatización

Aunque las estrategias individuales puedan imponer ciertas limitaciones, la realidad es que no existen límites generales a nuestra capacidad atencional. Los estudios sobre la atención en los que habitualmente se reclutan sujetos carentes de práctica, a partir de cuyo desempeño se infieren mecanismos y limitaciones de desempeño, subestimarán inevitablemente las capacidades humanas. La habilidad de las personas para desarrollar destrezas especializadas es tan grande que tal vez nunca se puedan definir límites generales a la capacidad cognitiva.

Automaticidad y desempeño dual

El desempeño en la tarea de correspondencia consistente fue inicialmente peor en la condición multitarea, que cuando se ejecuto aisladamente. Esto demuestra que una tarea automatizada en un contexto puede no estarlo en otro, por lo que en este último caso estaría sujeta a recibir interferencia desde la otra tarea.

La progresiva automatización de la tarea de correspondencia consistente en el contexto de tarea dual liberada, progresivamente, recursos de procesamiento que eran utilizados por la de correspondencia variada, contribuyendo así a la mejora del desempeño de esta última.

Contenido relacionado