2.1. Desarrollo físico y motor

El desarrollo biológico empieza con la concepción. El desarrollo psicológico está estrechamente ligado al desarrollo biológico y así ha sido reconocido universalmente por las teorías psicológicas del desarrollo.

En las últimas décadas se ha producido un notabilísimo incremento del conocimiento neurobiológico ligado a la invención y diseño de nuevos métodos y técnicas de neuroimagen que permiten estudiar la actividad molecular y celular del sistema Nervioso, así como comprobar el funcionamiento del cerebro de los bebés, niños y adolescentes, durante el propio proceso de realización de las tareas cognitivas.

Técnicas de neuroimagen: potenciales evocados, resonancia magnética, tomografía por emisión de positrones.

La neurociencia cognitiva del desarrollo es la unión de varias disciplinas dedicadas a los estudios del desarrollo cognitivo, las evidencias logradas en los trabajos sobre desarrollo del cerebro y las que provienen de la etología. Entre sus métodos de estudio podemos destacar las técnicas de imágenes funcionales del cerebro y el estudio de las lesiones cerebrales y sus efectos en la conducta y la cognición.

El desarrollo prenatal

El desarrollo prenatal comienza con la concepción dando lugar a una nueva célula simple llamada zigoto. A través de la división celular (meiosis) el zigoto recibe 23 cromosomas de la madre y 23 cromosomas del padre. El proceso de maduración del zigoto hasta su completo desarrollo dura 38 semanas y se divide en tres etapas: período germinal, período embrionario y período fetal.

El período germinal. Desde la concepción hasta las dos primeras semanas

La concepción tiene lugar cuando un espermatozoide fecunda un ovulo y se forma el zigoto iniciando el proceso de división celular. En tres días pasa de estar en las trompas de Falopio al útero y tras cuatro o cinco días más se instala en el útero. Después de las dos primeras semanas las células se habrán multiplicado y empezaran a diferenciarse. El embrión posee un membrana externa (corión) y una interna (amnios) que le rodea y protege. También se puede observar la placenta, la cual aporta de nutrientes y oxigeno al nuevo ser. La diferenciación celular se produce gracias a una sustancia llamada activina.

Células con mayor cantidad de activina = endodermo = aparato digestivo y respiratorio.

Células con concentración media de activina = mesodermo =huesos, músculos, sangre, riñones y corazón.

Células con menor concentración de activina = ectodermo= sit. Nervioso, piel, pelo y órganos sensoriales.

El período embrionario

Abarca desde la tercera semana hasta la octava. En este periodo se le denomina embrión. Se desarrollan los órganos y el sistema nervioso, el respiratorio y el digestivo. Es un período muy crítico donde el embrión es muy vulnerable a las influencias del ambiente. Se pueden producir alteraciones congénitas como la sordera, ceguera o el paladar hendido. Existen dos principios que guían el desarrollo del embrión y que continúan hasta la adolescencia:

El principio proximodistal indica que el desarrollo se efectúa desde la parte más próxima al eje central del cuerpo a la parte más alejada.

El principio cefalocaudal indica que el desarrollo progresa de la cabeza a los pies. Al final del período embrionario el organismo mide 2,5 cm. Se distingue claramente la cabeza del cuerpo, la cara y el corazón late con fuerza. Empiezan a funcionar el riñon y el estomago y el sistema endocrino comienza a producir hormonas. También aparecen formados los órganos sexuales. Todos los órganos están formados pero de manera muy primitiva.

El período fetal

Abarca desde la novena semana hasta el nacimiento (38 semanas +-). En esta fase el feto aumenta de tamaño y volumen drásticamente, produciéndose cambios externos e internos. Los órganos empiezan a adquirir estructura más precisa y establecer funciones y aparecen las primeras células óseas.

A la 16 semanas el feto mide 15-17 cm y pesa 100g. La mayor parte de los sistemas básicos están desarrollados, pero el feto no está preparado para sobrevivir fuera de útero debido a que no tiene conexión entre las distintas neuronas en el córtex cerebral. El feto debe producir un líquido llamado surfactante que le permitirá transmitir el oxígeno del aire a la sangre.

A partir de la 29 semana el feto ya puede sobrevivir por sí solo. El ritmo del corazón es muy rápido, se acelera la actividad de todos sus órganos y se forma una capa de grasa alrededor de todo el cuerpo. Un niño que nace a tiempo pesa unos 3k y mide unos 50cm.

El desarrollo físico

El desarrollo físico es producto de la interacción entre el niño y su entorno. El crecimiento de los bebés y los continúa con los patrones cefalocaudal y proximodistal. De esta manera podemos decir que el crecimiento se caracteriza fundamentalmente porque progresa de la cabeza a los pies. Las dimensiones de la cabeza de un recién nacido se aproximan más a la de un adulto que el resto del cuerpo. Además los bebés aprenden a utilizar antes sus extremidades superiores que las inferiores. El principio proximodistal hace que se desarrolle el tronco antes que las extremidades y los brazos y las piernas antes que las manos y los dedos.

En los tres primeros meses de vida el crecimiento es mucho más rápido que en el resto del ciclo vital. Aumenta el peso, el tamaño y la cabeza empieza a ser más proporcionada en relación al cuerpo.

En la primera infancia (3-6 años) adelgazan, les crece el cuerpo, los brazos y las piernas. Los huesos se fortalecen lo que facilita que desarrollen muchas destrezas motrices.

En la infancia intermedia (7-12 años) siguen creciendo y aumentando peso. Las niñas retienen un poco más de tejido graso que los niños.

En la adolescencia se producen cambios importantes en el aspecto físico:

Crecimiento súbito. Crecimiento repentino de talla y peso que empiezan a tener antes las niñas que los niños. Dura dos años y es un síntoma de madurez sexual.

Características sexuales primarias. Son los órganos que intervienen en la reproducción. En las niñas maduran los ovarios, el útero y la vagina y se alcanza la Menarquia (menstruación ). En los niños se agrandan y maduran el pene, los testículos, la próstata y las vesículas seminales.

Primer síntoma de madurez sexual femenino la menstruación.

Primer síntoma de madurez sexual masculina presencia de esperma en la orina.

Características sexuales secundarias. En las niñas el crecimiento del pecho y la aparición de vello en el pubis y las axilas. En los niños cambios en la voz, vello en el pubis, axilas y cara. Y en los dos la piel se torna más áspera y con mas grasa.

Factores que afectan al crecimiento y madurez del ser humano:

Herencia genética: padres altos = hijos altos

Nutrición: fundamental para el correcto desarrollo del niño. Una mala nutrición va acompañada de deficiencias en el desarrollo intelectual, crecimiento más lento y pubertad tardía.

Los desordenes alimentarios también inciden sobre el desarrollo de la persona.

La anorexia nerviosa produce serios riesgos para la salud, perdida de la menstruación en niñas, debilitamiento muscular, piel seca deshidratación.

La bulimia daña los dientes, irrita las encías y produce grietas en los labios. La obesidad provoca que las niñas lleguen antes a la pubertad y los niños dan el “estirón” antes. A esto hay que añadir que los niños obesos tiene problemas escolares y dificultades sociales. El ejercicio es muy beneficioso si se realiza de manera moderada. Un alto entrenamiento produce un menor crecimiento y en las mujeres menstruaciones irregulares.

La clase social es un factor que influye en el crecimiento. La pobreza suele asociarse con un retraso del crecimiento y desarrollo sobre todo si se produce entre los 3 y 36 meses de edad.

Las deficiencias físicas. Tanto la pituitaria como las glándulas tiroideas son cruciales para un crecimiento normal. Un mal funcionamiento de la tiroides puede provocar enanismo o gigantismo. También alteraciones metabólicas, infecciones, enfermedades de hígado...

Los traumas y abusos psicológicos pueden provocar enlentecimiento del crecimiento. En hogares donde la agresividad, la ingesta de alcohol o el abuso sexual de menores se pueden encontrar niños con baja estatura y peso.

El desarrollo psicomotor

El desarrollo psicomotor es de vital importancia puesto que supone la base para el desarrollo cognitivo, del lenguaje, social y emocional. Es la manifestación externa del Sistema Nervioso Central. Dicho desarrollo se puede dividir en dos categorías generales: la locomoción y el desarrollo postural y la presión, es decir la habilidad para usar las manos.

La locomoción y el desarrollo postural

Son las habilidades motoras gruesas. Durante los dos primeros meses de vida se puede observar que sus piernas aumentan de volumen pero no en musculatura.

Esto provoca en el bebé una serie de movimientos estereotipados que van desapareciendo progresivamente. A partir del quinto mes, va ganando estabilidad y empiezan a cambiar las proporciones corporales: se estiran las piernas y ensancha los hombros. Hacia los ocho o nueve meses el bebe puede gatear. En el momento que controlan su postura ya están capacitados para caminar. Caminar fomenta la interacción social la autonomía. Todo este proceso se rige por el principio cefalocaudal.

La habilidad para usar las manos

Son las habilidades motoras finas. El uso correcto de las manos se puede considerar como un tipo de inteligencia manual. Inicialmente el movimiento de las manos del bebé se produce como un acto reflejo. Hacia los 2 meses tratan de coger los objetos con el puño en vez de con la mano abierta. A los dos meses el sistema cortical todavía no está coordinado con el sistema que controla los movimientos motores más gruesos. En torno a los 4-5 meses ya coge los objetos con las manos abiertas (funcionamiento muy armonizado del sistema sensoriomotor). A los 9 meses muestra un gesto ágil, rápido y preciso a la hora de alcanzar un objeto. Para finalizar, a los 12 meses exploran todo lo que tienen a su alrededor con las manos. Todo este proceso se rige por el principio proximodistal. A partir del segundo año se empieza a observar el desarrollo motor en su conjunto: habilidades motoras finas y gruesas. A los 2 años empiezan a superar su batal. El desarrollo biológico y motor con la gravedad y el equilibrio. También pueden tirar y coger distintos objetos con precisión. El desarrollo psicomotor es el nexo privilegiado entre el desarrollo físico e intelectual.

Contenido relacionado