1.3. La perspectiva vygotskiana

Piaget llega a la psicología desde la biología y bajo motivaciones epistemológicas.

Vygotski llega a la psicología desde la lingüística. Pretende construir una nueva psicología, descubriendo como podían articularse los factores de naturaleza social y cultural, como los aspectos lingüísticos con el elemento psicológico.

Tiene una perspectiva “histórico-dialéctica” del marxismo y perspectiva socio-cultural.

Se propone redefinir tanto el objeto como el método de la psicología: el principal problema a resolver es la naturaleza de la conciencia y la génesis social de los procesos psicológicos superiores.

Ambos comparten una orientación cognitiva y genética que se basa en que el funcionamiento intelectual solo puede comprenderse a través el análisis de sus procesos de formación, orígenes, evolución e historia.

La síntesis teórica que Vygotski desarrolla se describe como: instrumental, histórica y cultural. Estos 3 planos convergen en un único componente que se destaca como el factor clave: los procesos de interacción social.

Perspectiva histórico-cultural: la línea natural y la línea socio-cultural del desarrollo

Desarrollo cognitivo: Vygotski lo concibe como el proceso por el que el niño va “apropiándose” de los conocimientos, metas, actividades y recursos culturales. Este proceso implica una Internalización personal de ese bagaje socio-cultural que se les transfiere y éste se va convirtiendo en un miembro más e la sociedad.

La teoría de Vygotski se puede clasificar de histórica o socio-histórica y también cultural en la medida en que esa apropiación y personalización de los recursos y conceptos de la cultura propia se producen a través de un proceso de aprendizaje de carácter eminentemente social mediante actividades interactivas.

Desde una perspectiva “histórico-cultural”: el desarrollo cognitivo se concibe como la adquisición y personalización de la cultura y de los patrones de interacción social mediante la relación del individuo con ese medio socio-cultural.

Vygotski: entiende el desarrollo ontogenético (ontogénesis) como una síntesis entre la maduración orgánica (producto o expresión de la evolución filogenética – filogénesis) y la historia cultural (en la que a través de la interacción social el individuo actualiza y se apropia de los productos y recursos e la evolución cultural del hombre)

A partir de la interacción entre la línea natural del desarrollo y la línea socio-cultural del desarrollo se produce el desarrollo de los “procesos psicológicos superiores”.

Vygotski se propone explicar el desarrollo de estos procesos a través de sus funciones esenciales:

Función señalizadora: los hemisferios cerebrales son un sistema de formación de señales por las que se van captando los nexos naturales entre los estímulos del medio. Es una adaptación simple y pasiva que el hombre comparte con otras especies animales.

Función de significación: construcción activa de nuevos nexos en el cerebro: “nexos psicológicos artificiales”. Característica humana. Estos signos se relacionan con el sistema de señales y suponen una forma más compleja de adaptación que surge para responder a las necesidades de cooperación y comunicación entre los miembros e la especie. Es un proceso de negociación de significados para regular la acción social.

Actividad instrumental y cognición mediadora: el papel de la interacción social

El proceso por el que el cerebro (base orgánica del desarrollo ontogénico) adquiere la función “significadora” (base de los procesos psicológicos superiores) tiene un carácter histórico y un fundamento sociocultural. Además es un proceso de naturaleza mediacional y funcional. Su función es responder a la necesidad de comunicación e intersubjetividad.

La función mediadora de la conducta instrumental se construye a partir de la interacción social. La relación entre conducta instrumental y signos (proporcionados por la cultura en el marco de la interacción con los otros como instrumentos de relación y comunicación – mediaciones- entre las personas) implica que cualquier recurso cognitivo se ha ido configurando en la relación social (interacción mediadora y significativa con los demás -de la conducta de “agarrar” al gesto de “señalar”-).

Desde el punto de vista ontogenético hay 2 planos complementarios:

  • Tarea del propio individuo como tal: internalización.

  • Papel mediador de los demás, facilitadores de los procesos (avances en el aprendizaje que servirán de base y conducirán a la internalización).

Concepto relacionado con el papel mediador de los otros: Zona de Desarrollo Próximo (ZDP): distancia entre el nivel de desarrollo real (lo que el niño es capaz de hacer por sí solo) y el nivel de desarrollo potencial (lo que es capaz de hacer con el apoyo de una persona más capaz).

El desarrollo como proceso de “internalización”

Eje de la concepción vygotskiana del desarrollo: interiorización o internalización. Tránsito desde lo interpsicológico a lo intrapsicológico. Punto de partida: lo social, punto de llegada: el individuo.

Vygotski: ley fundamental del desarrollo: “ley genética general del desarrollo cultural”: en el desarrollo cultural del niño toda función aparece dos veces: primero a nivel social (interpsicológico) y luego a nivel individual (intrapsicológico).

Vygotski: los procesos psicológicos se derivan de los sociológicos.

La conciencia individual surge, se constituye y se mantiene en lo social.

La conciencia es el contacto social con uno mismo.

Ley de la doble formación de las funciones psicológicas: primero interpersonal y luego intrapersonal.

Cuando el sujeto ha internalizado los signos (instrumentos simbólicos), se convierten en instrumentos del propio pensamiento (medio de autorregulación). El lenguaje es el recurso cognitivo y comunicativo por excelencia.

Habla egocéntrica:

  • Piaget: (monólogo en niños preoperatorios de 3 a 6 años cuando realizan una tarea). Mero acompañamiento de la acción. No socializado.

  • Vygotski: lenguaje interior que sirve para regular y planificar la actividad en el contexto de la solución de problemas. Su evolución refleja el proceso de internalización como una convergencia entre el lenguaje y el pensamiento.

La escuela neo-vygotskiana: el enfoque socio-cultural

Vygotski no llegó a desarrollar una teoría completa. Sus ideas fueron desarrolladas por Leontiev y Luria.

El concepto clave el enfoque socio-cultural y que aglutina las distintas aportaciones neo-vygotskianas es el concepto de mediación que sirve para expresar los 2 planos del desarrollo: el plano externo que hace referencia al origen social de lo cognitivo y en el que destaca el papel mediador de los interlocutores sociales (madre, profesor, compañero) en los procesos de enseñanza-aprendizaje y que actúan como agentes del desarrollo y el plano interno donde ese desarrollo se concibe como un proceso de apropiación e interiorización de los recursos externos de comunicación e interacción.

En relación con este doble plano de la mediación se comprenden las principales manifestaciones y referencias del enfoque sociocultural centradas en las implicaciones y aplicaciones educativas de las ideas vygotskianas.

Contenido relacionado