4.1. Aplicación del método científico al análisis de la variación individual

El método científico general conocido como método hipotético-deductivo utiliza de forma combinada la inducción y la deducción.

Fases en el Método Científico

El método hipotético-deductivo se articula en fases:

  1. Observación: recogida de datos del área de interés.

  2. Organización de datos: ordenamiento por categorías.

  3. Inducción: planteamiento de hipótesis explicativas.

  4. Deducción: predicciones a partir de las hipótesis planteadas.

  5. Contraste de las hipótesis: verificación de las predicciones.

  6. Elaboración de leyes y teorías: generalización de los resultados.


El "Cubo de Datos" de R.B. Cattell

El “cubo de datos” de Cattell o “la matriz básica de datos” representa los diferentes tipos de relaciones bivariadas que pueden darse entre las variables objeto de estudio.

Las relaciones entre las variables pueden representarse mediante un cubo cuyas tres dimensiones se corresponden con las tres fuentes de variación: personas (o individuos), situaciones (tests) y ocasiones (tiempo).

Cada cara del cubo representa un tipo de relación bivariada posible, es decir, se ponen en relación dos de las tres variables y se mantiene constante la tercera.

Existen seis tipos de análisis bivariados. La técnica R y la técnica Q estudian en una sola ocasión “personas” y “tests”. Sin embargo, la primera correlaciona pares de variables (tests) en múltiples personas y trata de hallar “factores” que agrupen los diferentes tests administrados; la segunda correlaciona individuos a través de múltiples tests o variables, con el fin de “formar grupos de individuos”, o “tipos de personas” que tengan en común cualidades, intereses, etc. El problema de estas técnicas es que no informan sobre la variabilidad intraindividual.

Las técnicas “P” y “O” estudian en un único sujeto las relaciones entre “ocasiones” y “tests”. La “técnica P” estudia el cambio intraindividual en la conducta, es decir, las correlaciones entre múltiples tests (o variables) a lo largo del tiempo. Por su parte, la técnica O se centra en determinar qué grupo de situaciones afectan a una persona a lo largo del tiempo.

Finalmente, las técnicas “S” y “T” estudian en una variable concreta (test o conducta) las relaciones entre “ocasiones y “personas”. En concreto, la técnica S trata de determinar las semejanzas y diferencias que hay entre un grupo elevado de personas, a lo largo del tiempo, en función de una conducta (situación) que es objeto de estudio. Por contraposición, la técnica T estudia las semejanzas y diferencias entre ocasiones de observación de esa particular variable en la muestra de personas.


La espiral de Cattell: el método "Inductivo-Hipotético-Deductivo"

El proceso de investigación de Cattell se representa simbólicamente como una "espiral" que avanza al sucederse diferentes "ciclos IHD".

 

Contenido relacionado