2.1. El periodo clásico de la Psicología Diferencial

Durante el período clásico, entre los años 20 y principios de los 60, la Psicología Diferencial se consolida como disciplina científica.

Cuestiones metodológicas

Análisis de respuestas y desarrollo del paradigma R-R

El estudio de las diferencias individuales se vinculó al estudio del comportamiento en función de sus ejecuciones, productos, o manifestaciones externas y no de sus procesos: psicología de los resultados.

Este interés por los resultados vino estimulado por las propias necesidades sociales.

El paradigma experimental E-R no permitía abordar el objeto de estudio de la Psicología Diferencial, que se vio abocada al paradigma correlacional R-R.

La Psicología se bifurcó en dos vías:

  • El paradigma experimental, característico de una Psicología general de corte experimental, regido por la estimación de relaciones funcionales entre estímulo y respuesta (E-R). El interés está centrado en los cambios o variabilidad general en las respuestas ante estímulos o condiciones estimulares distintos, y su principal objetivo es la explicación causal de los fenómenos.

  • El paradigma correlacional, característico de la Psicología Diferencial clásica, regido por el análisis descriptivo de las diferencias individuales en las respuestas ante una situación dada, en contextos naturales, así como por las relaciones existentes entre las respuestas observadas (R-R).

En suma, el estudio de las diferencias individuales en el periodo clásico se limitó a la búsqueda de relaciones de interdependencia o concomitancia entre las variables analizadas, alejándola de la experimentación y del establecimiento de relaciones causales (Forteza, 1973).

"Cenco psicológico" y principios cuantificables

El análisis de la distribución de las características psicológicas en la población forma parte del primer acercamiento al análisis de la variabilidad interindividual, y está asociado a la utilización de lo que Danzinger (1990) denomina el “censo psicológico”.

Investigar sobre una característica psicológica implica “censarla” en una muestra representativa de la población objeto de estudio y ver cómo se distribuye.

El estudio clásico de las diferencias individuales vendrá dado por la referencia del individuo a su población, con un carácter marcadamente normativo.

Esto implica conocer aquellos parámetros centrales y de dispersión de la población, necesarios para que los individuos sean clasificados y ordenados .

Esta información permite:

  1. Estimar la posición del individuo con respecto a su población.

  2. Comparar a los individuos, analizando las diferencias individuales.

La Psicología Diferencial se muestra como una disciplina basada en principios cuantitativos.

El desarrollo y aplicación de las técnicas multivariadas

La psicología diferencial creció con una metodología multivariada y múltiples técnicas psicométricas.

Con el desarrollo de la técnica del Análisis Factorial, se consolida como una tradición con entidad propia de la psicología científica.

Las aportaciones de la psicología diferencial clásica han estado impregnadas de “lenguaje estadístico”, hablándose, indistintamente de Psicología Diferencial, Correlacional o Psicométrica.

El impulso al desarrollo y perfeccionamiento progresivos de la metodología multivariada es una innegable y valiosa contribución del estudio de las diferencias individuales a la Psicología en general.

Cuestiones conceptuales y teóricas

Modelos factoriales de rasgos: dimensiones y estructuras

El primer objetivo de la psicología diferencial clásica fue encontrar sus unidades básicas de análisis, aquellas que permitieran comparar a los individuos.

Las unidades debían ser representativas de toda la especie humana. Esta universalidad se basaría en un origen genético y un sustrato biológico.

Para lograr este objetivo utilizaron básicamente el análisis factorial, dando lugar a los modelos psicométricos o estructurales, tanto de la inteligencia como de la personalidad.

La finalidad de estos modelos es la de obtener a partir de correlaciones de las puntuaciones de los sujetos información suficiente para:

  1. Determinar cuántas y cuáles son las dimensiones o unidades básicas para el estudio de las diferencias individuales.

  2. Establecer el tipo de estructura, la forma y organización que las dimensiones o factores constituyen.

Una vez obtenidas las relaciones entre las respuestas, técnicas como el análisis factorial permiten abordar si estas relaciones están producidas por una serie de factores latentes, no observables, que se corresponderían con sus unidades fundamentales, los rasgos. Por ejemplo: sudar, agitación, voz entrecortada, etc, presentan por lo general una correlación elevada entre sí.

Frente al paradigma experimental básico E-R, la propuesta de la Psicología de las diferencias individuales introduce el organismo (O). Podemos hablar del paradigma O_E_R, en el que el individuo es un agente activo que provoca cambios situacionales.

Carácter aplicado del estudio de las diferencias individuales

Los logros alcanzados en el estudio de las D.I. muestran un enfoque lejano a las cuestiones analizadas en los laboratorios experimentales, y muy próximo, a los intereses y necesidades sociales.

En función de sus objetivos la psicología mostró otra bifurcación:

  • una psicología académica de corte generalista y experimental: básica

  • una psicología aplicada, vinculada a una profesionalización creciente de la disciplina psicológica.

Caparrós resalta que el impulso y la justificación definitivos para la profesionalización de la psicología surgieron del estudio de las diferencias individuales.

El estudio de las diferencias individuales, ¿tiene carácter científico o tecnológico?:

  • Lo científico se caracteriza por el interés prioritario y “per se” del incremento de los conocimientos teóricos.

  • Lo tecnológico pretende optimizar y mejorar los logros y posibilidades de las actividades técnico-prácticas de los profesionales, y establecer teorías con una función instrumental que no es la de la ciencia pura.


Enfoque clásico de la investigación psicológica de diferencias individuales

Características:

  • Selección de muestras amplias y heterogéneas, representativas de la población.

  • Observación y evaluación de la variabilidad de respuestas que distintos individuos dan ante unas mismas condiciones estimulares en contextos próximos a la ocurrencia real de las mismas.

  • Uso de metodología multivariada, más concretamente del análisis factorial, para la simplificación y sistematización de los datos en diversos tipos o agrupaciones homogéneas denominados factores que presenten relevancia o significación psicológica, determinando, así las unidades o dimensiones significativas de diferenciación psicológica entre los individuos que, se denominan rasgos.

  • Perspectiva internalista fundamentada en disposiciones personales consistentes de carácter hereditario y base fisiológica a las que se les supone un carácter universal, estando presentes en toda la especie humana.

  • Elaboración de los modelos psicométricos de rasgos que estudian la estructura de constructos importantes como la inteligencia o la personalidad.

  • Potencial predictivo en áreas aplicadas como el rendimiento académico o profesional.

Contenido relacionado