6.4. Conclusiones

Las características del niño y su familia antes de que ocurriera el abuso, las peculiaridades del abuso y las reacciones posteriores de la familia y personas cercanas al niño constituyen los tres hitos fundamentales que configurarán la respuesta al acontecimiento traumático. El TEP ayuda a entender muchos de los efectos encontrados en las personas con abuso. Los modelos que explican la persistencia del sufrimiento, destacan los basados en los nuevos principios del aprendizaje de conductas observables y privadas. Es prometedor estudiar la naturaleza y función de la sintomatología del estrés postraumático.

Dado el amplio rango de posibles problemas, la evaluación debe implicar al mayor número de personas y situaciones relacionadas con el niño, y deberá englobar la exploración global y amplia, con el análisis detallado de los problemas particulares.

El tratamiento, aunque deberá atender a los problemas específicos de cada niño, de forma general tendrá como objetivo el procesamiento general del acontecimiento traumático, sin olvidar realizar una educación sexual adecuada y prevenir futuros abusos. Cuando sea posible implicar a la familia en el tratamiento constituirá una importante ayuda terapéutica.

Contenido relacionado