8.4. Tipos de amnesia

Amnesias orgánicas: amnesia retrógrada y anterógrada 

Entre las causas de la amnesia, están las lesiones bilaterales de los lóbulos temporales y el hipocampo, el síndrome de Korsakoff (debido a intoxicación alcohólica), la anoxia y la encefalitis. Todos estos cuadros producen un deterioro importante de la memoria episódica, además de otros déficitis cognitivos. Existen dos tipos de amnesias según el periodo temporal afectado:

La amnesia anterógrada es un tipo de déficit de memoria selectivo que se produce por lesión cerebral. El resultado es que el individuo que la padece no puede aprender ni registrar en su memoria nueva información. Los hechos ocurridos antes de la lesión se recuerdan generalmente sin problemas. El enfermo amnésico puede recordar hechos ocurridos en su juventud o en su infancia pero es incapaz de aprender y recordar hechos producidos a partir del momento en que ocurrió la lesión que le produjo la amnesia.

La memoria a corto plazo se mantiene normal pero cuando se distrae ya no sabe de lo que estaba hablando. Además, la memoria de hábitos y habilidaddes motoras está conservada. Estos ugiere que se han formado trazos de memoria: un tema de gran interés son las capacidades de memoria conservadas en estos pacientes para poder utilizar estas habilidades conservadas en la rehabilitación.

La amnesia retrógrada hace referencia a la imposibildiad de acceder a eventos que han ocurrido antes del momento en que se produjera la lesión que causó el trastorno de memoria.

Puede ocurrir por la lesión en tres áreas cerebrales:

  • La mejor estudiada es el hipocampo y áreas colindantes (no podrá entrar información nueva aunque no se pierda la almacenada antes de la lesión),

  • Los ganglios basales que producen acetilcolina (ayuda al cerebro a almacenar nueva información) y

  • Por lesión del diencéfalo (lesionada en pacientes con síndrome de Korsakoff).

Amnesias funcionales: amnesia post-traumática y amnesia global transitoria

Existe una condición menos frecuente en la que los pacientes presentan amnesia retrógrada pero no amnesia anterógrada sin que se conozca la existencia de lesión cerebral o enfermedad. Este síndrome no neurológico que produce un trastorno de memoria se le ha denominado amnesia psicogénica o funcional. El paciente típico presenta un comienzo de la amnesia brusco, siendo el primer síntoma la pérdida de su identidad personal mientras su memoria es buena para hechos que ocurren después del comienzo de la amnesia. (Aparición abrupta de amnesia retrógrada / ausencia de anterógrada / pérdida de identidad).

La amnesia post-traumática es un trastorno de la memoria producido por un golpe fuerte en la cabeza debido a múltiples causas como puede ser la explosión de una granada, una caída, o un accidente de coche. Al golpe o accidente suele seguirle un periodo de coma con falta de consciencia. Después de recuperar la consciencia el paciente suele presentar confusión durante un tiempo. Cuando se evalúa su memoria posteriormente se puede encontrar que el paciente padece una amnesia retrógrada permanente de los acontecimientos que produjeron el golpe y una amnesia anterógrada para los acontecimientos posteriores.

El periodo temporal de la amnesia puede ir de unos minutos a mayor duración. Después de esta ventana temporal, la memoria de hechos anteriores y posteriores es normal. Un paciente con amnesia post-traumática tiene dificultades para formar nuevos recuerdos en su memoria pero suele mejorar poco a poco con el paso del tiempo.

La amnesia global transitoria es un fenómeno que se manifiesta por una pérdida transitoria de la memoria a largo plazo mientras se encentra preservado el recuerdo inmediato y la memoria remota. Sin embargo, el paciente sufre una gran pérdida de memoria de los acontecimientos recientes y tiene serias dificultades para retener nueva información. La función del lenguaje, la atención, las habilidades viso-espaciales y sociales se encuentran intactas.

Este tipo de amnesia ocurre sin que exista trauma o síndrome amnésico. Los pacientes no recuerdan los hechos recientes y pierden transitoriamente la habilidad de realizar nuevos aprendizajes y formar en su cerebro nuevos recuerdos. Generalmente padecen desorientación temporal y espacial. Conocen a sus familiares pero no recuerdan lo que han hecho ese mismo día.

Normalmente al cabo de un tiempo, la amnesia desaparece sin tratamiento alguno. Una vez que se ha pasado esta situación el paciente no recuerda nada de lo ocurrido durante este tiempo.