8.3. El síndrome amnésico

El síndrome amnésico se produce como consecuencia del daño causado a un sistema de memoria y puede ser el resultado del daño producido no solo en el hipocampo sino también, en otras zonas cerebrales adyacentes. Las causas más frecuentes son la enfermedad de Alzheimer, golpes en la cabeza, infecciones, derrame cerebral o alcoholismo.

Las características de la persona que lo padece mantiene preservado el lenguaje y la inteligencia pero padece un deterioro severo de la capacidad para aprender y retener información en su memoria episódica.

El síndrome amnésico está asociado a la lesión bilateral de los lóbulos temporales y del hipocampo.

Principales características de la amnesia:

  1. Dificultad severa para aprender y recordar nueva información (amnesia anterógrada)

  2. Dificultad para recordar información registrada en la memoria anterior al inicio de la enfermedad (amnesia retrógrada).

  3. Memoria inmediata dentro de lo normal

  4. Aprendizaje normal en tareas de memoria implícita que no requieren la recuperación consciente de la información adquirida.

  5. Funcionamiento normal o casi normal, en otras tareas cognitivas que implican memoria semántica como definir palabras, mantener una conversación o recordar hechos a partir de su conocimiento general.

Contenido relacionado