4.4. Procesos de recuperación a partir de la información

A partir de un experimento de Tulving (1967) surgiría el concepto de señal de recuperación. Probablemente la información está disponible en la memoria pero el problema es encontrar señales efectivas que nos lleven a la recuperación del material. Cuando las señales no son efectivas se produce un fallo en la recuperación de la información contenida en la memoria.

Evaluación de la memoria episódica

Las tareas utilizadas para evaluar la memoria episódica son tres tipos: tareas de reconocimiento, tareas de recuerdo libre, y tareas de recuerdo señalado.

Las tareas de reconocimiento consisten en una vez finalizada la fase de estudio durante la que se intenta aprender el material que debe retenerse en la memoria se presentan una serie de elementos (antiguos y nuevos). El sujeto debe reconocer si cada estímulo ha sido presentado durante la fase de estudio o por contra se trata de un estímulo nuevo.

En las pruebas de reconocimiento, hay diferentes variantes: la forma más habitual consiste en presentar junto a los elementos estudiados un número equivalente de elementos nuevos, en un orden establecido al azar. En el reconocimiento de elección forzada después de estudiar la lista, se presentan en cada ensayo un conjunto de elementos: uno antiguo y uno o más distractores. La tarea consiste en señalar qué elemento pertenece a la lista estudiada.

Las tareas de recuerdo libre exigen que una vez finalizada la fase de estudio, los participantes reproduzcan las palabras de la lista. En una prueba de reconocimiento el experimentador presenta elementos antiguos y distractores en un orden al azar. La característica diferente en estas pruebas es que el sujeto es el que tiene que producir las respuestas.

Las tareas de recuerdo señalado usan señales para ayudar a recordar los estímulos presentados previamente.

Por lo general, la actuación suele ser peor en las tareas de recuerdo libre, es algo mejor en tareas de recuerdo con señales y es todavía mejor, en tareas de reconocimiento.

Utilización de la teoría de detección de señales (TDS)

La memoria de reconocimiento suele evaluarse con la teoría de detección de señales. Esta teoría proporciona dos parámetros independientes: d'= sensibilidad y c = criterio. Según la teoría, la forma en que el observador juzga los estímulos entre los que debe discriminar es indirecta. El proceso de decisión depende del observador y se trata de un proceso psicológico que éste pone en marcha durante la discriminación de los estímulos.

La TDS se usa en situaciones en las que la actuación del observador no es del todo perfecta, eso es en situaciones en las que normalmente se cometen errores. La TDS evalúa la discrepancia entre los estímulos físicos y las respuestas del observador ante esos estímulos. Los errores surgen debido a la variabilidad.

En una prueba de reconocimiento antiguo-nuevo hay cuatro resultados posibles: antiguo y que sea correcto, antiguo y que sea nuevo, nuevo y que sea antiguo o nuevo y que sea correcto. La diferencia entre la media de ambas distribuciones es la discriminabilidad o familiaridad (d').

Cuando los estímulos son muy fáciles de reconocer, las dos distribuciones estarán muy separadas, no habrá solapamiento entre las dos curvas y la d ́será muy grande.

Si los estímulos son difíciles de reconocer existirá mucho solapamiento entre ambas distribuciones y d' será muy pequeña. El segundo factor se refiere al criterio elegido por el participante para determinar si identifica un estímulo como nuevo o como antiguo.

Si el castigo por un fallo es muy grande y la recompensa por un acierto es muy pequeña, lo más probable es que coloque el criterio de decisión muy hacia la derecha del eje de familiaridad y responda nuevo o antiguo en contadas ocasiones.

La d' mide la capacidad del sujeto para discriminar entre los elementos estudiados y los nuevos. La segunda medida corresponde al criterio de decisión y depende del sujeto. El lugar donde se fija el criterio depende de las expectativas de la persona. Ambas medidas pueden variar de forma independiente.

Los modelos que implican generación-reconocimiento implican la existencia de dos procesos: en las tareas de recuerdo en las que los elementos estudiados no están presentes para su selección, el sujeto primero tiene que generar los candidatos y después tiene que reconocer qué elementos han sido presentados durante la fase de estudio. En las pruebas de reconocimiento el sujeto sólo tiene que valorar la familiaridad de los elementos mientras que en las pruebas de recuerdo tiene que pasar por las dos fases: generar y reconocer.

La especificidad de la codificación 

Tulving y sus colaboradores propusieron el principio de la especificidad de la codificación para explicar las diferencias encontradas entre los resultados obtenidos con tareas de recuerdo y de reconocimiento. Según Tulving los procesos que las personas ponen en funcionamiento durante la realización de estas tareas son siempre los mismos, lo que varía son las claves disponibles para la recuperación de la información.

Por ejemplo, en una tarea de recuerdo libre el participante no dispone de otras claves que no sean las claves contextuales mientras que en las tareas de reconocimiento el sujeto dispone de las mismas claves físicas.

Para que una clave o señal de recuperación resulte efectiva, debe estar presente tanto en el momento del almacenamiento como en el momento de la recuperación de la información. Esto es, debe ser codificada como parte de la huella de memoria de ese evento.

Recuperación selectiva de recuerdos episódicos: el olvido inducido por la recuperación

La recuperación selectiva puede deteriorar el almacenamiento y la retención de otros eventos que tengan contenidos relacionados. Este fenómeno se conoce como olvido inducido por la recuperación. Se supone que los procesos inhibitorios influyen de dos forma diferentes: facilitan la recuperación de la información que se necesita recuperar a partir de la memoria episódica en una momento dado y por otro lado, inhiben los contenidos que interfieren durante la recuperación de la información.

El paradigma experimental usado consta de cuatro fases:

  • Fase 1: se estudian pares categoría-ejemplar.

  • Fase 2: se practica la recuperación de la mitad de los ejemplares estudiados de la mitad de las categorías.

  • Fase 3: se realiza una tarea distractora durante unos minutos.

  • Fase 4: se hace una tarea de recuerdo o de reconocimiento de todos los ejemplares de todas las categorías estudiadas.

La actuación de cada sujeto se evalúa en la cuarta fase a partir de su actuación en la prueba de recuerdo o de reconocimiento en función de su recuerdo correspondiente a los estímulos practicados de todas las categorías, de su recuerdo para los estímulos no practicados de todas las categorías durante la segunda fase; y para los estímulos de todas las categorías no practicadas.

Estos últimos proporcionan la línea base con la que comparar la actuación con las otras dos clases de estímulos (practicados y no) en la tarea de recuerdo.

Contenido relacionado