3.3. Memoria de trabajo. ¿Para qué sirve la memoria de trabajo?

Las semejanzas existentes entre ambos tipos de memoria (MCP y MLP) llevaron a los investigadores a pensar que quizás se tratara de una misma cosa.

La suposición básica del modelo de memoria de trabajo es que el almacenamiento de la información a corto plazo debe considerarse como parte de un sistema más complejo implicado en la realización de una tarea.

El modelo de la memoria de trabajo: el ejecutivo central, el bucle fonológico y la agenda visoespacial

Baddeley y Hitch propusieron un modelo de memoria de trabajo como alternativa a la MCP. Dicho modelo está formado por un ejecutivo central, encargado de controlar a otros sistemas que trabajan de modo concurrente y dos sistemas subsidiarios. Estos dos sistemas son el bucle fonológico y la agenda visoespacial. El primero es el encargado del procesamiento del lenguaje y el segundo se encarga de la manipulación de las imágenes mentales.

El elemento más importante del modelo es el ejecutivo central ya que ejerce las funciones del control atencional y que tiene capacidad limitada.

El bucle fonológico almacena la información verbal de forma temporal y está formado por el sistema de control articulatorio, que es un sistema de repetición verbal (voz interior); y por el almacén fonológico, que es un sistema de almacenamiento de tipo verbal (oído interior). Estos dos sistemas se comunican entre sí.

La agenda visoespacial almacena información visual y espacial durante un cierto tiempo y actúa como el “ojo interior”.

El modelo actualizado: modelo multicomponente de la memoria de trabajo

El principal problema del modelo de memoria de trabajo original era explica cómo se relacionaba con la MLP. Se ha propuesto un nuevo modelo más completo de memoria de trabajo multicomponente que presenta dos adiciones:

  1. La conexión con la MLP desde los subsistemas fonológico y visoespacial.

  2. La inclusión de un almacén episódico que en su versión original se accedía solo desde el ejecutivo central. Nuevos resultados indicaron que podía también accederse a través del bucle fonológico y del sistema visoespacial.

El buffer episódico

Baddeley (2000) añadió este nuevo componente para explicar cómo se relaciona la memoria de trabajo y la MLP. Es un sistema de almacenamiento que puede contener hasta cuatro agrupaciones de información en un código multidimensional. Esta unidad de almacenamiento temporal episódico puede estar conectada con los distintos subsistemas de la memoria de trabajo y también puede conectar estos subsistemas con la información de la MLP y la percepción.

La memoria de trabajo visoespacial

Este tipo de memoria se define como la capacidad para mantener información visoespacial en un sistema temporal de memoria y procesarla sin tener en cuenta la fuente estimular, normalmente visual, pero también háptica o auditiva.

Cornoldi y Vecchi han propuesto un modelo de memoria de trabajo que tiene en cuenta dos dimensiones fundamentales basadas en relaciones continuas:

  1. Una dimensión horizontal, relacionada con los diferentes tipos de manteriales que pueden usarse; y

  2. Un continuo vertical que tiene que ver con el tipo de procesos que la persona tiene que poner en marcha y que requieren distintos grados de elaboración e integración entre la información procedente de diferentes fuentes.

Según estos investigadores, a nivel periférico es posible pensar en subsistemas completamente independientes que están relacionados con el procesamiento de información perceptiva.

Contenido relacionado