6.3. Sed

La sed primaria o biológica ocurre cuando disminuye el volumen o concentración de los fluidos corporales. Por lo general, la sed puede manipularse en los laboratorios de psicología privando al sujeto experimental de la posibilidad de ingerir liquido. El equilibriohídrico tiene que ver con el balance hídrico, el cual hace refererncia al equilibrio compensador entre ganancias y perdida de peso.

La necesidad biológia de sed se produce cuando ocurre una perdida de agua por debajo de un nivel homeostático óptimo. Ello causa la conducta de beber.

Conducta de beber motivada por la existencia de un déficit orgánico

En el organismo el agua se distribuye dentro y fuera de las células. El líquido intracelular (aprox. 2/3 del agua corporal) y el líquido extracelular (aprox 1/3 del agua corporal), que incluye los líquidos cefalorraquídeo, el intersticial (el que está entre las células) y el intravascular, constituyen los cuatro compartimentos de fluídos del organismo (1 intracelular y 3 extracelulares). Todos ellos están separados por barreras semipermeables que permiten el paso de ciertas sustancias.

El líquido intersticial, en condiciones normales, es isotónico (de isos=igual y tonos=tensión) respecto al líquido intracelular,por lo que el agua no tiende ni a salir de las células ni a entrar en ellas

Cuando el equilibrio hídrico se rompe, desaparece la isotonía y aparece la hipertonía (el líquido intersticial se vuelve más concentrado y el agua tiende a salir de las células) o la hipotonía (el agua aumenta en el líquido intersticial y pasa al interior de las células). El agua pasa a las células cuando el líquido extracelular es hipotónico y sale de ellas cuando dicho líquido e hipertónico.

El sodio también necesita regularse, pero no puede pasar al interior de las células.

En la ingesta de bebida también se da un punto de ajuste o equilibrio. Su función es evitar la reducción del volumen intracelular (deshidratación), y la reducción del volumen intravascular (hipovolemia). Ambas reducciones pueden deberse tanto a las variaciones de agua como de sodio; por ello se han propuesto dos mecanismos de corrección relacionados con ellos: la sed volémica (o sed hipovolémica o volumétrica, cuando disminuye el volumen intravascular; conlleva pérdida de agua y de sodio e implica apetito de sal) y la sed osmótica (aumenta la concentración de líquido intersticial, y sale agua de las células para restaurar el equilibrio).

La sed volémica ocurre cuando disminuye el volumen intravascular, mientras que la sed osmótica tiene lugar cuando se reduce el volumen intracelular.

Los riñones son los que efectúan la regulación del nivel de agua y de sodio en el organismo. Las hormonas que intervienen en ello son la aldosterona (hormona secretada por la glándula suprarrenal) y la vasopresina (hormona secretada por la neurohipófisis). La aldosterona regula los niveles de sodio (cuando hay niveles altos de aldosterona se retiene el sodio en los riñones, y si los niveles son bajos, el sodio se elimina por la orina), mientras que la vasopresina (u hormona antidiurética, cuando sus niveles son altos se tiende a retener líquido, generalmente cuando el organismo está deshidratado; y cuando hay exceso de líquido en el cuerpo, baja el nivel de vasopresina, con lo que se elimina líquido mediante la orina) lo hace con los niveles de agua.

En relación a la saciedad de líquidos hay que señalar la existencia de datos que avalan que en su control intervienen los receptores situados en el hígado y el intestino delgado, siendo un factor importante la estimulación proveniente del duodeno. Con respecto a la saciedad de sodio, los receptores situados en los riñones parecen jugar un importante papel.

Conducta de beber motivada por factores de aprendizaje, sociales, culturales y estimulares

La ingesta de líquidos puede efectuarse sin necesidad de que exista un desequilibrio hídrico.

Esta ingesta espontánea de líquidos está mediatizada, además de por la comida (el agua es necesaria para la digestión y el metabolismo de la comida), por factores de aprendizaje (que conllevan una conducta anticipatoria), sociales (ligados a eventos sociales, la presencia de otras personas y aspectos sociolaborales) y culturales (relacionados con costumbres y usos donde también influyen otros factores como el clima), así como por las características de los líquidos (entre las que destaca su sabor y el hecho de que también tenga lugar el fenómeno de “saciedad sensorial específica”, esto es, que se bebe más cuando se tienen diversos líquidos entre los que elegir).

Contenido relacionado