8.3. Diferencias entre el reconocimiento de caras y objetos

El reconocimiento de caras podría ser un tipo especial de reconocimiento visual.

Los resultados de algunos estudios sugieren que las caras se procesan como un todo, mientras que los objetos y caras invertidas se procesan en base a sus componentes.

Los resultados sobre reconocimiento de patrones invertidos muestran una mayor distorsión en el reconocimiento de caras que en el de objetos.

La comparación entre la distorsión que se produce en el reconocimiento de caras y objetos cuando se presentan invertidos muestra que aunque el reconocimiento de objetos distorsiona cuando se presentan invertidos, el empeoramiento es mucho mayor cuando se tiene que reconocer caras invertidas.

Cuando las caras se presentan invertidas sus características componentes se procesan independientemente y no como una configuración. Las características relacionales se distorsionan cuando las caras se presentan invertidas o con un cambio en la orientación mayor de 90º.

La configuración se distorsiona más que las características componentes cuando se presentan en caras invertidas y que este efecto se debe a un déficit en la codificación de la información configuracional.

Los estudios realizados con registros unicelulares en primates, muestran respuestas selectivas a las caras por parte de neuronas situadas en el girus fusiforme del córtex inferotemporal.

Los estudios realizados con pacientes que presentan lesiones cerebrales, muestran una disociación entre el reconocimiento de objetos y caras. Las lesiones en el girus fusiforme del córtex inferotemporal en el hemisferio derecho, generalmente causan prosopagnosia (incapacidad para reconocer caras) pero prácticamente no afectan al reconocimiento de objetos. La misma lesión en el hemisferio izquierdo, causaría incapacidad para reconocer objetos, pero deja casi intacta la incapacidad para reconocer caras.

La evidencia procedente de estudios en los que se han utilizado técnicas de neuroimagen indica la existencia de distintos componentes modulares en el reconocimiento visual. Los estudios iniciales utilizando la técnica PET, indicaron que determinadas regiones de la vía central se activaban cuando se realizaba una tarea de reconocimiento de caras. Los mismos resultados se obtuvieron utilizando la técnica RMf, que permitía localizar la activación de forma más precisa en dos áreas, el giro fusiforme y el sulcus temporal superior. Un pequeña región del giro fusiforme derecho, se activa selectivamente durante la percepción de caras y no durante la percepción de objetos.

Los resultados anteriores parecen indicar que el conocimiento visual se lleva a cabo por medio de la actuación de mecanismos especializados en determinados tipos de estimulación y no mediante un sistema general y común para todos los tipos de estímulo.

Sin embargo, otros autores defienden que la especialización es superficial ya que el córtex visual contiene un gran número de áreas que responden selectivamente a determinados estímulos.

Contenido relacionado