2.5. Las copias para la herencia: duplicación del ADN

Las características fundamentales del proceso de replicación del ADN y los mecanismos mediante los cuales las encimas encargadas los llevan a cabo son prácticamente similares en todos los organismos. La replicación del ADN es semiconservativa, es decir, que a partir de una molécula de ADN se obtienen dos, cada una de las cuales porta una hebra del ADN que se ha duplicado. El proceso es catalizado por la acción de un conjunto de enzimas que forman el complejo enzimático de duplicación; una de estas encimas es la ADN polimerasa que utiliza de molde una de las hebras del ADN original y va construyendo las nuevas hebras incorporando los nucleótidos según la regla de la complementariedad de bases.

Cuando el proceso concluye, las dos nuevas moléculas de ADN se separan. Ambas llevan una hebra antigua y otra 8 nueva, pero las dos son idénticas, la información puede ser transmitida fielmente a otra generación. Una vez equiparadas, como más adelante veremos, cada una de estas moléculas de ADN constituirá, respectivamente cada una de las cromátidas del cromosoma metafásico.

Contenido relacionado