6.6. Estrés y depresión

Estrés, BDNF y atrofia cerebral en depresión

Un posible fallo en la transducción  de la señal desde los receptores monoaninérgicos es el gen objetivo del factor neurotrófico derivado del cerebro.Bajo el estrés el gen BDNF puede quedar reprimido. El estrés puede reducir los niveles de 5HT y puede aumentar de manera aguda, y después agotar, tanto la NE como la DA. Estos cambios de neutransmisor monoaminérgico junto con cantidades deficientes de BDNF pueden dar lugar a la atrofia y posible apoptosis de neuronas vulnerables en el hipocampo y otras áreas cerebrales como el córtex prefrontal.

La restauración de las cascadas de transducción de señal relacionadas con monoamidas a cargo de antidepresivos puede aumentar el BDNF y otros factores trópicos y potencialmente, restaurar la sipnasis pérdida, y en algunas áreas del cerebro como el hipocampo es posible que algunas neuronas perdidas sean incluso reemplazadas por neurogénesis. En depresión hay niveles altos de glucocorticoides e insensibilidad del eje HPA a la inhibición del feedback.

Se están ensayando nuevos tratamientos antidepresivos que actúan sobre los receptores del factor de liberación de corticotropina, los receptores de vasopresina, y los receptores gluocorticoides, en un intento por detener e incluso revertir estas anormalidades del HPA en depresión y otros trastornos relacionados con el estrés.

Estrés y entorno: ¿cuánto estrés es demasiado estrés?

El cuerpo esta construido para gestionar estrés, y de hecho, es necesario una cierta cantidad de estrés para los huesos, músculos y cerebro, que es necesario para el crecimiento y funcionamiento óptimo. Sin embargo determinados tipos de estrés como el abuso infantil puede sensibilizar los circuitos cerebrales y hacerlos vulnerables más que resistentes a futuros factores de estrés.

Para pacientes con esos circuitos vulnerables que después son expuestos a múltiples factores vitales de estrés como adultos, el resultado puede ser el desarrollo de depresión. En teoría, los cambios epigenéticos causados por estrés ambiental crean alteraciones moleculares relativamente permanentes en los circuitos cerebrales vulnerables a una caída en depresión ante la exposición a futuros factores de estrés como adulto.

Estrés y vulnerabilidad genética: ¿nacido con miedo?

Los transtornos del humor son causados por una conspiración entre muchos genes con vulnerabilidad y muchos factores de estrés ambientales dando lugar a la descomposición del procesamiento de información en circuitos cerebrales específicos y así los diversos síntomas de un episodio depresivo mayor o maniaco.

Las personas con el genotipo del SERT tienen mayor probabilidad de desarrollar un trastorno afectivo cuando se exponen a múltiples factores de estrés y podrían tener atrofia hipocampal más síntomas cognitivos y menos capacidad de respuesta o tolerancia a tratamiento SSRI/SNRI. 

El hecho de tener el genotipo 1 o s del SERT, tiene un peso escaso sobre el desarrollo de depresión, por tanto no se puede predecir quien tendrá depresión de mayor y quien no.

Contenido relacionado