3.2. Canales iónicos sensibles a voltaje como objetivo de la acción psicofarmacológica

Estructura y función

No todos los canales irónicos están regulados por ligados neurotransmisores. De hecho, los aspectos críticos de la conducción nerviosa, los potenciales de acción y la liberación del neurotransmisor están todos mediados por otra clase de canales irónicos, conocidos como canales sensibles a voltaje o regulados por voltaje, porque sus aperturas y cierres están regulados por la carga iónica o el potencial de voltaje de la membrana en los que reside.

Canales de sodio sensibles a voltaje (VSSCs)

 Son similares para los VSSCs y los VSCCs. Ambos tienen un poro que es el propio canal, permitiendo a los iónes viajar desde un lado de la membrana al otro.

Tienen una estructura complicada. Son largas series de aminoácidos, que contienen subunidades, y hay cuatro subunidades distintas que están conectadas para formar el poro fundamental, conocido como subunidad alfa.

Cada subunidad de un canal iónico sensible al voltaje tiene un circuito extracelular de aminoácidos entre los segmentos 5 y 6 transmembrana. Otras proteínas están asociadas y parecen tener funciones reguladoras. Esta sección sirven como filtro iónico y cubre la apertura externa del poro.

Canales de calcio sensibles a voltaje (VSCCs)

Pueden estar en el estado de apertura, un estado en el que el canal iónico está abierto y activo y los iones fluyen a través de la unidad alfa. Los canales de sodio sensibles al voltaje pueden estar también en un estado inactivo, en el cual el canal no está todavía cerrado pero ha sido taponado por el inactivador de poro, impidiendo el flujo de iones. Finalmente, los iones pueden causar que este se cierre, el tercer estado.

Contenido relacionado