9.4. Por qué ayuda la gente?

La cuestión puede plantearse de dos niveles:

  • El de las causas inmediatas.

  • El de las causas últimas, que explican las primeras.

Causas inmediatas

Fuentes relacionadas con la conducta de ayuda:

  • Los mecanismos de refuerzo.

  • Los factores emocionales.

  • Las normas sociales y emocionales.

Conducta de ayuda y refuerzo

Desde el aprendizaje por esfuerzo, las personas ayudan porque en el pasado se han visto reforzadas por hacerlo, bien sea mediante resultados positivos o mediante la evitación de consecuencias negativas. También puede haber observado a otros que lo hacían., viendo las consecuencias positivas de esa acción para el que la realiza.

Las personas hayan obtenido una consecuencia negativa a raíz de un acto de ayuda, mostrarán una tendencia mucho menor a ayudar a otros en el futuro que, los que hayan recibido esfuerzo positivo.

Factores emocionales

Los factores emocionales son otra de las causas que mueven a las personas a ayudar:

  • El buen estado de ánimo, influye positivamente con la conducta de ayuda.

  • El mal estado de ánimo negativo es más complejo.

A veces las emociones negativas son las que nos impulsan a ofrecer ayuda a otra persona. Es el caso del sentimiento de culpa.

El modelo motivacional es el de activación y coste recompensa de Piliavín y sus colegas, es el que impulsa a las personas a la acción, mientras que los coste y recompensa se refiere a lo que determina la dirección concreta que tomará esa acción. Este modelo sostiene que el presenciar el sufrimiento de otra persona provoca en el individuo una activación de empatía.

La empatía es una capacidad cognitivo emocional que permite a las personas ponerse en el lugar de otras y entender lo que están sintiendo.

El modelo empatía-altruismo de Batson, defiende que ver a otra persona que necesita ayuda puede provocar, no sólo un estado de activación desagradable, como sostienen los dos modelos, sino también una respuesta emocional de preocupación empática por lo que le ocurre al otro que mueve al individuo a actuar, no para reducir su propio malestar, sino para aliviar la necesidad del otro.

Las normas sociales y personales

Las normas guían la conducta e indican lo que la gente debe hacer.

Según la norma de responsabilidad social, la gente debe ayudar a a aquéllos que no pueden valerse por sí mismos. Existen también normas personales o de sentimientos de obligación moral de actuar de una determinada manera, que hacen que cada persona considere en cada situación concreta cuáles son las posibles alternativas de conducta y cuáles las posibles implicaciones de tales acciones para sus valores, de acuerdo con sus criterios morales.

Contenido relacionado