6.2. Funciones de las actitudes

El análisis funcional ha permitido delimitar una serie de funciones psicológicas en los procesos de interacción con el medio físico y social.

Katz (1960) distingue 4 funciones principales:

  • Función de conocimiento.

  • Función instrumental.

  • Función defensiva del “yo”.

  • Función expresiva de valores.

Función de conocimiento

Nos ayudan a comprender nuestro entorno y a darle significado. La división en positivo y negativo nos permiten diferenciar entre lo que es beneficioso y dañino para cada individuo.

Este tipo de actitudes es más accesible y se basa en un conocimiento más elaborado, por lo que es más potente cuanto más fuerte es la actitud. Con frecuencia sesgan el procesamiento de la información pues:

  • Seleccionan lo que se procesa (atención).

  • La interpretación de lo que se procesa tiende a hacerse congruente con la actitud previa (percepción).

  • Tratamos de ignorar la información incongruente, la congruente se almacena con mayor facilidad.

Función instrumental

También se conoce como “de ajuste o utilitaria” pues permite lograr determinadas metas o beneficios concretos, además de interpretar el entorno al clasificar los objetos de actitud de acuerdo con los resultados que proporcionan.

Función defensiva del yo

Las actitudes también pueden contribuir a mantener la autoestima. Este tipo de actitudes sociales pueden estar motivadas por mecanismos de defensa que se ponen en alerta cuando la autoestima se ve amenazada.

Función expresiva de valores

La “autoafirmación” es la expresión públicamente de actitudes centrales en el sistema de valores personal, el cual permite a la persona mostrar creencias que le sirven de principios generales.

Contenido relacionado