3.5. La técnica de Guttman

Se la conoce como Escalograma de Guttman y está diseñado de tal forma que es posible conseguir la ordenación tanto de los sujetos como de los estímulos respecto a una dimensión determinada, asegurando, si los resultados demuestran que los datos se ajustan al modelo Guttman, que el conjunto de ítems que conforman la escala miden una única dimensión y que, por tanto, la puntuación total que se asigne a los sujetos tenga significado psicológico y pueda ser interpretable, soca que no ocurriría en el caso de que los ítems hicieran referencia a más de una dimensión. En este sentido, está más orientada a probar la existencia de una única dimensión subyacente al conjunto de ítems de la escala, que al proceso de construcción de la misma.

La idea se basa en que es posible ordenar los estímulos de manera que si un sujeto responde correctamente a un estímulo concreto, lo hará también a todos los que estén situados por debajo de dicho estímulo en la escala establecida, y si un sujeto no responde correctamente ante un determinado estímulo, tampoco lo hará al contestar a los que estén situados por encima de él en la escala.

De esta manera, tanto los sujetos como los estímulos pueden representarse, a lo largo de un continuo, formando una escala denominada escala de entrelazamiento. En esta escala, cada sujeto estará situado entre dos estímulos y su orden será el inmediato superior al del último estímulo que ha contestado correctamente (o favorablemente) y el inmediato inferior al del primer estímulo que no contesta correctamente (o favorablemente).

El interés de esta técnica de escalamiento está en que trata de medir conceptos unidimensionales a través de todo un universo de atributos. Para llevar a cabo el análisis del escalograma es necesario seguir unos pasos:

  1. Establecer la forma de evaluar el error o desviación de los datos respecto al modelo.

  2. Ordenar los datos de manera que se ajusten lo más posible a una escala perfecta.

  3. Evaluar el grado de aproximación de los datos obtenidos a la escala perfecta.

  4. Establecer reglas para fijar la posición, en el continuo, de aquellos sujetos cuyo patrón de respuestas se separa del patrón ideal.

  5. Establecer reglas o normas para comprobar si el conjunto de elementos elegido, es escalable según el modelo de Guttman.

Para la elaboración de escalas de Guttman, en primer lugar se seleccionan unos pocos ítems con los cuales, a priori, se muestren de acuerdo la mayoría de las personas; una vez seleccionados estos ítems, se seleccionarán otros cuantos cuya aceptación indique una actitud moderada hacia el objeto de estudio y, finalmente, se incluirán ítems cuyo contenido refleje una actitud extrema. De esta manera, si la escala es correcta, los sujetos que respondan favorablemente a los ítems más extremos deberán hacerlo en el mismo sentido a todos los ítems que representen actitudes menos extremas.

Evaluación del error en el modelo

Pasos a seguir para la elaboración de una escala

Contenido relacionado